EL SANTUARI DELS ÀNGELS Un lugar espiritual

by - diciembre 20, 2018




Aunque para los más conocedores de la zona es un gran referente a nivel espiritual, cultural, religioso y deportivamente hablando; para otros, resulta uno de los mejores secretos guardados entre los paisajes de Girona. 

Hoy te presentamos el Santuari del Àngels, un lugar situado a 484 metros de altitud en la cumbre de Puig Alt del macizo de les Gavarres, conocido como Muntanya dels Àngels.

A pesar de pertenecer al municipio de Sant Martí Vell, en la comarca del Gironés,  hemos decidido incluirlo en un post dada su cercanía a l'Empordà, por eso creemos que debe ser una escapada recomendable en cualquier época del año.  



El Santuari dels Àngels es uno de los santuarios más visitados por los residentes de los municipios de alrededor, especialmente por las maravillosas panorámicas que desde él se observan, pudiendo contemplar la comarca del Gironés, L’Alt y el Baix Empordà, las Illes Medes, los Pirineos, el Montseny y el macizo de las Guilleries, entre otros.




UNA SEÑAL DIVINA

Fue en el año 1409 cuando Ramon Descatllar, del obispado de Girona, concedió el permiso para poder construir una ermita dedicada a la Mare de Déu dels Àngels en la cima de la montaña. 

Cuenta la leyenda que el motivo de la construcción vino dado por la insistencia de unos pastores, quienes vislumbraban unas luces en lo alto del Puig Alt, donde hoy en día se encuentra el templo religioso. Tras acudir hasta la cima para entender lo sucedido descubrieron que entre las ruinas de lo que era una capilla había una tela con la imagen pintada de la Virgen María con el Niño Jesús en brazos acompañados de un ángel a cada lado, y junto al tejido, la escultura de la Virgen. Según los pastores, era una señal divina que dio lugar a la edificación de la iglesia.




Se estima que la ermita fue finalizada alrededor de 1420 y 1423, aunque la estética actual de edificio es de 1718. Sin embargo, a lo largo de la historia, se han llevado a cabo diversas remodelaciones a causa de los saqueos, incendios y las guerras que tuvo que sufrir la iglesia durante su existencia. 

La última transformación arquitectónica fue en 2011, que nos dejó el aspecto actual que conocemos a día de hoy, um edificio que está incluido en el Inventari del Patrimoni Arquitectònic de Catalunya

Desde su construcción, la iglesia siempre fue un lugar de peregrinaje para los habitantes de la provincia de Girona, quienes acudían para obtener ayuda económica y evitar las catástrofes con sus plegarías. Quizás por este motivo, en 1683 se decidió ampliar la iglesia con una hospedería que albergara los devotos que hasta allí se desplazaran. 

Actualmente esta tradición aún se conserva y son muchos los peregrinos que acuden anualmente al santuario, sobre todo el 2 de agosto, fiesta de Santa Maria dels Àngels para venerar a Nuestra Senyora dels Àngels.




La histórica hospedería que encontramos hoy día cuenta con instalaciones reformadas y actualizadas, de esta manera se consigue que el viajero tenga una estancia única con vistas inmejorables y habitaciones acogedoras. 

Muchos de los huéspedes vienen buscando turismo rural, cultural, gastronómico o simplemente un lugar de relax para encontrar la calma que no les proporciona su rutina diaria. Además, justo al lado de la hospedería hay servicio de restaurante que combina tradición y modernidad con un bar con terraza al aire libre, así como una amplia zona ajardinada para poder hacer tu propio pícnic mientras se respira paz rodeado de naturaleza. También dispone de una zona de estacionamiento donde se puede aparcar cómodamente; o si lo prefieres, puedes acceder hasta allí en bicicleta. 

Comprobarás la cantidad de ciclistas que se reúnen en el mirador los fines de semana, siendo la carretera que conecta Girona con Madremanya unas de las más utilizadas por los amantes de las ruedas y convirtiéndose el Santuario como parada obligatoria para desayunar o almorzar. 

Para los que prefieren el senderismo, pueden realizar la ascensión caminando desde los diferentes pueblos de alrededor siguiendo las indicaciones del Santuario que se encuentran bien señalizadas. 


EL CIELO OSCURO

El santuario del Àngels dispone de la acreditación de Hotel Rural Starlight. Se trata de un distintivo que hace del Santuario el primer destino turístico de estrellas de la provincia de Girona. Es, sin ninguna duda, un sello de garantía otorgado por la Fundación Starlight que acredita que el establecimiento reúne las condiciones adecuadas para la realización de actividades de observación astronómica, a la vez que demuestra el compromiso por la conservación y protección del cielo nocturno, luchando por la contaminación lumínica. Así que ya sabes, es un motivo más para pasar unas vacaciones en el santuario y aprender más sobre las constelaciones.







EL SECRETO MEJOR GUARDADO

Para acabar os dejamos un dato curioso del lugar, y es que muchos no saben que El Santuario dels Àngels fue el sitio elegido para celebrar la boda entre Gala Éluard y el artista Salvador Dalí, el 8 de agosto de 1958. Y es que este secretismo era el que querían el genio y su amada para dicha celebración, huyendo de los focos de los medios de comunicación y buscando un lugar alejado pero que estuviera en su querida Empordà. Por este motivo eligieron este templo algo apartado como el sitio idóneo para estar resguardados de lo que podría haber sido un hecho tan mediático. 



La boda fue tan íntima que solamente acudieron al enlace cinco testigos, sin ningún miembro de ninguna de las familias de los novios. Únicamente había un conocido, era el párroco que ofició la boda, considerado como un amigo cercano a Dalí. Quizás por eso no existen documentos gráficos del enlace que retratase la unión de la pareja, una lástima para todos y no tan sólo para la prensa del corazón; imaginaos a Gala conduciendo su Cadillac por esa carretera sinuosa destino el Santuari dels Àngels. 

Para finalizar, otro dato que conocemos es que una vez acabada la ceremonia, la pareja se dirigió al Palacio Episcopal de Girona para declarar la unión. 

Posteriormente, el banquete del enlace se celebró en el mítico restaurante La Barca de Girona, aún vigente, aunque por lo que se sabe es que tampoco acudió ningún invitado. Una boda cuanto menos peculiar. ¿Qué opináis? 



Tanto si sois o no fan del artista surrealista, os recomendamos que os acerquéis hasta el Teatre-Museu Dali en Figueres para poder ver en el patio de la entrada el Cadillac de Gala, bautizado como "Coche Pluvioso" y recrear la historia del día de la boda de la pareja. 

Información práctica:
Santuaris de Girona



Si te gusta este POST seguro que también te gusta...




0 comentarios


Descubre rincones, secretos, leyendas,

paisajes e historias diferentes de l’Alt y Baix Empordà.