UN OASIS EN LA BAHÍA DE ROSES

by - marzo 02, 2019




Con más de 45 km de playas, 15 km de calas de aguas cristalinas y 50 km de canales navegables, la Bahía de Roses situada en la Costa Brava es considerada como una de las bahías más bellas del mundo. Así lo declaró la Unesco en 2011, que otorgó dicha mención a la bahía para formar parte del prestigioso club internacional: The World’s Best Bays (Las bahías más bellas del mundo), una distinción que tan sólo poseen una treintena de bahías de todo el mundo. 





LA BAHÍA DE ROSES, UNA DE LAS BAHÍAS MÁS BELLA DEL MUNDO

Para alcanzar este reconocimiento local e internacional, la Unesco sólo permite escoger una bahía por estado y mar. Por lo que respecta a la península ibérica tenemos, por un lado, a la Bahía de Roses en el mar mediterráneo, y por otra, a la Bahía de Santander en el mar Cantábrico, así que tenemos la gran suerte de tener dos bahías españolas entre las más bellas del mundo. Para ello, han tenido que cumplir una serie de requisitos como son contribuir a la preservación de la flora y fauna, ser conocida y apreciada para la población local, tener un potencial económico o poseer una belleza extraordinaria, entre otros. Unas características que comparten con las demás bahías seleccionadas de alrededor del planeta como son la de Praia do Rosa en Brasil, la bahía de Bodrum en Turquía o Punta Arenas en Chile.

Bahía de Roses
La Bahía de Roses está formada por cuatro municipos municipios de la comarca de l’Alt Empordà: Roses, Empuriabrava (Castelló d’Empúries), Sant Pere pescador y L’Escala. Todos ellos de una belleza inigualable que podemos comprobar a través de sus parques naturales con vegetación y fauna autóctona (Cap de Creus y Els Aiguamolls deL’Empordà), además de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes a nivel nacional (Ruines d’Empúries). Hoy en día, los cuatro ayuntamientos de los respectivos municipios trabajan conjuntamente para crear acciones a través de las cuales se pretende difundir a nivel internacional el reconocimiento conseguido por la Unesco y elaborar un plan estratégico de turismo sostenible.
No cabe duda de que es una gran suerte poder tenerla tan cerca la bahía de Roses y poder disfrutar de todo lo que nos ofrecen sus playas y su entorno. Así que, veamos en este post parte de lo que nos puede ofrecer la Bahía de Roses a través del término municipal de Sant Pere Pescador a nivel turístico y paisajístico.



EL PUEBLO FLUVIAL DE SANT PERE PESCADOR

Para empezar y ubicarnos en el mapa, diremos que, la Bahía de Roses está situada entre el Cap de Creus y el Macizo de Montgrí, donde podemos encontrar desde pequeñas calas escondidas como las que existen en Roses dirección a Cala Montjoi (Cala Rostella, Cala Murtra), hasta playas de gran extensión como es la playa de Empuriabrava o la de Sant Pere Pescador. Ésta última playa es famosa en L’Alt Empordà por ser la más larga de la bahía, caracterizadas por aguas poco profundas y situada entre la desembocadura del rio Fluvià y la del Riuet, con 6.3 kilómetros de arena fina y con dunas que están protegidas dentro de un plan de recuperación y conservación. Se trata de una playa que la podemos dividir en diferentes zonas: Platja del Riuet, Cortal de la Devesa, Cortal de la Vila, Cal Cristià, Can Sopa, Can Nera, Can Martinet y La Gola.


Playa de Sant Pere Pescador

Dunas de Sant Pere Pescador
Si damos un paseo por la orilla recorriendo la parte más oriental de la playa de Sant Pere Pescador, es decir, dirección Roses, podremos disfrutar de casi toda la playa para nosotros solos, fuera de las aglomeraciones de otras playas de la Costa Brava. Además, en temporada alta no sufriremos de masificaciones ni nos tendremos que preocupar por encontrar un hueco para colocar la toalla debido a que la playa es bastante grande y tiene cabida para todo el mundo, a diferencia de otras playas del litoral catalán.

La playa de Sant Pere Pescador tiene un especial valor natural añadido ya que la parte que engloba los términos de la playa de Can Martinet y La Gola está integrada en el Parque natural dels Aiguamolls de L’Empordà, por este motivo podemos definirla como una playa casi virgen, libre de edificios, casas en primera línea de mar o chiringuitos.


Els Aiguamolls de L'Empordà
Gracias a su amplia extensión, en esta playa encontraremos varios espacios con diferentes usos: desde rincones donde practicar el nudismo (Playa del Riuet) hasta zonas donde poder practicar diversos deportes al aire libre relacionados con el viento debido a las condiciones meteorológicas del lugar, especialmente por la fuerza de la tramuntana. Se trata de zonas que están acotadas donde se realiza windsurf y kitesurf; de hecho, si sois amantes de esta práctica deportiva debéis saber que aquí tienen lugar una de las pruebas del Campeonato Mundial de Windsurf y el Campeonato del Mundo de Kiteboard Júnior, por lo que esta playa también está reconocida mundialmente atrayendo a muchos turistas durante la temporada alta.




Campeonato Mundial de Windsurf
Otra de las ventajas de la playa de Sant Pere Pescador es que también dispone de varios cámpings de categoría superior distribuidos por toda la línea y con acceso directo a la zona de baño. Son cámpings que disponen de grandes instalaciones con actividades dirigidas a públicos de todas las edades, y que atraen sobre todo a muchos turistas europeos, entre ellos a franceses, holandeses y alemanes. Y es que no podía ser menos; el emplazamiento de estos alojamientos es estratégico si se quiere visitar otras zonas de la provincia de Girona.

Càmpings Sant Pere Pescador
En cuanto al pueblo de Sant Pere Pescador, está rodeado por el rio Fluvià y por uno de los parques más representativos de l’Empordà: el Parque Natural dels Aiguamolls de L’Empordà. Esta conjunción consigue que en un mismo paisaje podamos contemplar, por una parte, enormes campos de frutas, especialmente de árboles frutales que nos regalan la famosa manzana de l’Empordà, considerada como la principal actividad agrícola de la zona; y por otra parte, también seremos testigos de las grandes extensiones de lagunas y marismas que sirven de refugio durante los períodos migratorios de muchas aves debido a sus arrozales y otros cultivos, con la posibilidad de poder avistar hasta más de 300 especies. Todo esto convierten a este municipio en un lugar emblemático de nuestra costa ofreciendo al visitante numerosas rutas de senderismo y cicloturismo en medio de caminos rurales y agrícolas.


Manzana de L'Empordà (Frutícola Empordà SL)
Asimismo, el paso del rio Fluvià por el pueblo permite a las familias la práctica de kayak y vela gracias al Club Náutico de Sant Pere Pescador, el cual organiza rutas por la Reserva Integral de la Isla de Caramany con el objetivo de observar la fauna y flora típica del bosque de ribera en el recorrido que lleva hacia la desembocadura del rio Fluvià, es decir la playa de la Gola.



En definitiva, podemos decir que en la actualidad son muchos los turistas, sobre todo en período estival, que visitan este enclave espectacular, eligiendo Sant Pere Pescador como destino para pasar las vacaciones debido a los recursos naturales de los que está repleto. Unas características que lo hacen perfecto para los amantes de la naturaleza y por la oferta deportiva al aire libre que presenta. De hecho, Sant Pere Pescador está certificado como Destinación Familiar dentro del sello Playa en Familia otorgado por la Agencia Catalana de Turismo. Así que ha llegado el momento de que lo descubras por ti mismo.











Si te ha gustado este POST seguro que te gusta...



0 comentarios


Descubre rincones, secretos, leyendas,

paisajes e historias diferentes de l’Alt y Baix Empordà.