CAP ROIG, naturaleza y arte

by - junio 13, 2019

castillo_cap_roig

Quizás para muchos de vosotros os resulte familiar Cap Roig por acoger a uno de los festivales más prestigiosos de la Costa Brava, el Festival Jardins de Cap Roig. Sin embargo, los jardines que dan nombre a esta cita anual, muchas veces pasan a segundo plano eclipsados por las grandes estrellas del panorama musical nacional e internacional que acuden hasta el auditorio de los jardines durante la época estival. Esta vez os presentamos lo que se esconde en esta colina y la historia de sus jardines. 

Foto de portada: Castillo de Cap Roig (Obra social "la Caixa")



festival_cap_roig
Auditorio Festival de Cap Roig (caproigfestival.com)

NATURALEZA Y ARTE ENTRE MONT-RAS Y PALAFRUGELL

Nos desplazamos hasta un lugar singular en el Mediterráneo, entre los municipios de Mont-Ras y Palafrugell, ambos en la comarca del Baix Empordà, y muy cerca del encantador pueblo de Calella de Palafrugell, para descubrir un espacio único rodeado de acantilados, vegetación y calas de agua cristalina de inmensa belleza.

jardines_cap_orig
Jardines del Castillo de Cap Roig (Obra Social la Caixa)

Su principal protagonista son los jardines de Cap Roig, un paraje de 17 hectáreas que albergan aproximadamente 1.000 especies botánicas de diversas partes del mundo, además de esculturas de artistas de diferentes nacionalidades que no dejan a nadie indiferente y que hacen del espacio una combinación perfecta de naturaleza y arte.

Pero para entender el origen de creación de los Jardines de Cap Roig, nos remontamos hasta 1927, año en el que un coronel ruso llamado Nicolai Woevodsky, junto a su mujer, la aristócrata inglesa, Dorothy Webster, decidieron instalarse en un acantilado del Cap Roig, en la Costa Brava. El objetivo era bien claro: crear un espacio en el que llevar una vida espiritual para disfrutar y vivir con calma y paz. Si a todo este pequeño paraíso le sumamos unas vistas espectaculares a las Islas Formigues, se convierte en uno de los lugares más sublimes de la comarca empordanesa.

El matrimonio ruso de picnic en los alrededores del Castillo de Cap roig (Obra Social la Caixa)
De esta manera, tras años de sacrificios y trabajo, Nicolai y Dorothy lograron hacer su sueño realidad, diseñando y construyendo su residencia. Por una parte encontramos la mansión, que presenta aspecto de castillo neomedieval de aspecto rojizo debido a la piedra ferruginosa que se utilizó y procedía de la zona. Se trata de un conjunto formado por un edificio principal con dos torres que presiden la entrada principal y un claustro rodeado de otras dependencias. Su construcción tuvo lugar durante los años 1931 a 1975.


castillo_cap_roig
Castillo de Cap Roig (visitpalafrugell.cat)
Por otro lado, y junto a la mansión, se encuentra un pequeño poblado que actuaba como lugar de residencia de los trabajadores que se encargaron de la construcción. Junto a él, un maravilloso jardín botánico que alberga plantas originarias de todas las regiones del mundo y que eran plantadas por la señora Webster junto a un equipo de jardineros de la zona. Gracias a la situación geográfica del jardín, se permiten cultivar plantas y flores exóticas, tropical y subtropical.


Nicolau Woevodski frente al castillo en construcción (Obra Social la Caixa)
Décadas más tarde, en 1969, el ruso y su mujer, junto a los problemas económicos y los paros forzados de la obra debido a la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, cedieron su patrimonio (castillo y jardines) a la entidad bancaria de "la Caixa" a cambio de un sueldo hasta que fallecieran y con la condición que se les garantizara la conservación y el mantenimiento del lugar a nivel arquitectónico y paisajístico. La paradoja es que el coronel y su amada jamás llegaron a vivir en el castillo a pesar de que lo mostraban con orgullo, si no que se alojaron en una casa anexa al complejo. 

A día de hoy, es la Obra Social de “la Caixa” quien se encarga de gestionar este conjunto convertido en un referente para los vecinos y turistas del litoral catalán, especialmente de la Costa Brava, no tan sólo por el ciclo de conciertos que se llevan a cabo durante el verano, sino también por el maravilloso jardín que dispone el lugar, considerado uno de los más importantes del Mediterráneo.

Actualmente, tanto el castillo como los jardines son parte del legado de la pareja que era aficionada a la arquitectura, jardinería y arqueología, y que se enamoró del Empordà en una época aún sin turistas ni masificación, llegando a ser enterrados en este lugar por deseo expreso de ambos.


Vistas desde los Jardines de Cap Roig (Obra Social la Caixa)

LA VISITA A LOS JARDINES

La visita a los jardines se puede realizar por cuenta propia con una duración de aproximadamente 1,30h, gracias al mapa que nos entregan en la entrada con un recorrido marcado. También dispone de una zona de picnic en la zona de las palmeras para todos los que quieran disfrutar entre flores de una pausa en medio de la vegetación y con aroma a mar.


Pinterest
Muchas de las actividades educativas guiadas que propone el espacio están dirigidas al público en general con el objetivo de dar a conocer el patrimonio vegetal y concienciar sobre su preservación y conservación. También ofrecen actividades dirigidas a los colegios, “Las mil caras de los jardines de Cap Roig”, a través de las cuales se obtienes tres perspectivas (paisajística, histórica y botánica) de los jardines, obteniendo una compresión integral tanto del jardín como de su entorno, además de una parte práctica, donde se interactúa con las rocas y plantas naturales en el laboratorio.

La visita al jardín nos permite acercarnos a las especies y a todos aquellos elementos que componen el paisaje de la Costa Brava, descubriéndola en todas sus vertientes. Y es que no cabe duda que su ubicación confiere a este peculiar paraje unas características extraordinarias, haciéndolo bello y enigmático. Todo esto nos invita a escaparnos ahora mismo a Calella de Palafrugell para descubrir sus rinconces sin prisas. Ya no tienes excusas.

HORARIO
De abril a septiembre, de 10 a 20 h.
De octubre a marzo, de 10 a 18 h.
Enero y febrero, sábados y domingos, de 10 a 18 h.
Los días del festival, cerrado a partir de las 16 h.
Los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre, 1 y 6 de enero, cerrado.
1 hora antes de cerrar no se permite la entrada.

PRECIOS
General:7€
• Reducida:3€ (estudiantes, jubilados, grupos a partir de 15 personas)
• Niños: Entrada gratuita
• Miembros del ICOM y asociaciones: Entrada gratuita


Si te ha gustado este POST, seguro que también te gusta...

0 comentarios


Descubre rincones, secretos, leyendas,

paisajes e historias diferentes de l’Alt y Baix Empordà.