Una de las ventajas que tenemos cuando viajamos es la posibilidad de experimentar alguna tradición o coincidir con algunas de las fiestas de nuestro lugar de destino. Esto hace que el viaje sea aún mucho más emocionante. Así que, si tienes previsto estar en el Empordà en los próximos días, entérate de los festivales, tradiciones y fiestas que se celebran en alguno de los pueblos que forman la región. Seguro que hacen de tu recorrido un momento único, mágico y especial para recordar. Aquí te dejamos nuestra selección particular para que elijas la que más se adapte a tus gustos, aunque tampoco tienes por qué quedarte con un solo festival cuando puedes asistir a todos, ¿no crees?











TERRA DE TROBADORS
(Castelló d'Empúries)

En el municipio de la comarca del Alt Empordà encontramos a Castelló d’Empúries, muy cerca de Empuriabrava y situado entre Figueres y Roses. La importancia de este histórico pueblo se remonta hace más de 1000 años, cuando pasa a ser residencia de los Condes de Empúries haciendo de este lugar la capital del condado. Además, fue el centro político, administrativo, económico y judicial de toda la comarca.


Castelló d’Empúries se transforma para celebrar cada año el Festival Terra de Trobadors, un festival que nació en 1991 a raíz de los vínculos culturales de Cataluña y las tierras de occitania, concretamente a partir de una propuesta de un grupo de músicos trovadores de Carcassone con la colaboración de la Région Languedoc-roussillon y la cooperación de la Dirección General de Promoció Cultural del Departament de Cultura de la Generalitat de Cataluya i la Diputació de Girona.




Estamos frente a uno de los primeros festivales culturales de ambientación histórica de Catalunya y de España, y que, gracias al eco mediático y a la magnitud del Festival, se ha convertido en uno de los referentes de la comarca atrayendo casi a 50.000 visitantes durante los días en que se celebra. Tal es su importancia que ha sido reconocido a nivel internacional por su implicación histórica y divulgación medieval, llegando a tener incluso su participación en otros festivales de alrededor del mundo.

Terra de Trobadors es un espacio lúdico y cultural multidisciplinario que nos invita a viajar a la Edad Media durante el segundo fin de semana de septiembre. Son tres días donde el visitante puede hacer un retroceso en el tiempo y vivir el esplendor condal de la época Medieval cuando los Condes de Empúries eran protectores y mecenas de trovadores y juglares. Son días en los cuales el público toma un papel relevante, ya que podrás participar a fondo en las actividades y espectáculos que se realizan mientras dura el Festival.



Cabe decir que no se trata de un simple Mercado Medieval que puedas encontrar en cualquier otra ciudad, sino que es un Festival único cargado con una programación a cargo de especialistas de alta calidad que va aumentando año tras año y que transforman la población (la ciudad y sus habitantes) en un espacio cultural y festivo. Entre las actividades destacamos los espectáculos callejeros dirigidos a un público de todo tipo y de todas edades como conciertos, teatro, malabares, talleres, demostración de oficios antiguos, espectáculos de fuego y de música, los ciclos de conferencias, exposiciones o visitas guiadas, entre otros.

Dos de los espectáculos más destacados del Festival son: el torneo medieval, donde los caballeros luchan por su honor mostrando sus habilidades a caballo; la cena medieval, celebrada en el Palau comtal y Convent de Sant Domènec y donde los comensales se visten de época y disfrutan de grandes espectáculos. Para ello podrás mimetizarte con el ambiente alquilando en alguna de las tiendas del municipio las vestimentas adecuadas para poder revivir el momento en toda su esplendor. 

En todo el centro histórico de Castelló d’Empúries se instalan además puestos de comida, artesanos y comerciantes. Pero debes tener en cuenta que sólo se acepta su propia moneda antigua, así que lleva efectivo para hacer el canjeo en los lugares indicados y poder disfrutar también de la gastronomía de la zona.



Y es que la localidad empordanesa es el escenario perfecto para este Festival dado que se conservan muchos vestigios de lo que fuera su capital medieval en sus calles, murallas o edificios, pero sobre todo por su iglesia gótica, la Basílica de Santa Maria de Castelló d’Empúries. No es de extrañar entonces su número de visitas, atrayendo incluso a turistas y personas de alrededor del país.


FIRA D'INDIANS
(Begur)


Nos desplazamos hasta Begur, en el Baix Empordà, para recorrer su
s calles durante la Feria de los indianos que tiene lugar cada año a principios de septiembre. Son tres días de fiesta donde nos integramos plenamente en el ambiente de la vieja Habana para revivir la época dorada de las colonias antillanas, un viaje al pasado lúdico y cultural.




La Fira d’indians (Feria de los Indianos) celebra la relación entre Cuba y Begur que tiene su origen en la emigración de los begurenses hacia tierras cubanas a lo largo del siglo XIX. Se estima que unas 500 personas cruzaron el océano Atlántico movidos en gran parte por la crisis en el campo que había causado la plaga de la filoxera y el sector del coral. Asimismo muchos catalanes se aventuraron en la búsqueda de una nueva vida. 

Años después, una vez de vuelta, los begurenses, conocidos entonces como “americanos”, que habían prosperado en sus negocios, empezaron a construir en Begur nuevas casas ostentosas influenciados por la arquitectura cubana. Solamente tienes que dejarte perder por las calles de este pueblecito para poder ver las mansiones de estilo colonial y que son debidamente señalizadas e identificadas como tal. Así es como poco a poco fueron cambiando la fisionomía del pueblo, recreando el estilo de vida de Cuba y que más tarde daría lugar al legado cultural que conocemos actualmente; por una parte, en las calles del pueblo de Begur; por otra, dejando huella una profunda huella en la villa y en su identidad.



Así se revive la historia durante el primer fin de semana de septiembre en Begur: reivindicando sus raíces y decorando no solamente el pueblo, sino también a sus gentes, quienes se engalanan en vestimentas con sombreros y atuendos característicos para celebrar un evento que se complementa con una amplia oferta de actividades que representan el estilo de vida, la gastronomía y la música de aquella época en Las Antillas.



En la Fira dels Indians podrás beber mojitos, ron, degustar los platos típicos cubanos, pasear por sus paradas de productos coloniales, ver la demostración de oficios antiguos o incluso dejarte llevar por los ritmos caribeños a través de las actuaciones musicales. 

Así mismo, el mercado indiano es una de las actividades más destacadas y donde se pueden obtener productos de ultramar como el café. Lo mejor es que acudas a la cita y degustes el sabor indiano.


FIRA DE PIRATES I CORSARIS A LES ILLES MEDES
(L'Estartit)





Durante el tercer fin de semana de septiembre tiene lugar la Fira de Pirates i Corsaris a les Illes Medes (Feria de Piratas y Corsarios en las Illes Medes) organizada por la Estación Náutica Estartit-Illes Medes, el Ajuntamiento de Torroella, el comercio de l’Estartit, y la Entitad Municipal Descentralizada de l’Estartit. A través de ella se conmemora la lucha histórica contra los piratas que atacaban las costas del Mediterráneo. Tres días que nos sitúa en la época en que las Illes Medes fueron un refugio de piratas y corsarios antes de realizar los ataques a tierra firme debido a su ejemplar posición estratégica, que permitía poder atacar los barcos que navegaban por sus aguas y a las poblaciones de la costa catalana. Debido a ello muchas masías del Baix Ter mandaron construir torres fortificadas como torres de vigilancia y defensa para protegerse y evitar el saqueo de los corsarios, algunas de las cuales son actualmente visibles, otras lamentablemente fueron derruidas. 

Esta feria es una manera de hacer memoria a través de una fiesta llena de magia y fantasía donde L’Estartit ofrece una programación para todos los públicos llena de propuestas con espectáculos, animaciones, actuaciones piratas, desembarcos, mercados de artesanos, exposiciones… y mucho más.


El inicio de la feria suele comenzar con el desembarco de los Piratas seguido de un espectáculo de fuegos artificiales. A partir de este momento podrás dejarte llevar por la ambientación del municipio que tiene lugar para la ocasión. Una gran fiesta esperada para muchos vecinos y turistas que se disfrazan de piratas para acudir a esta divertida cita cada vez más consolidada.


Ahora ya conoces más sobre algunas de las tradiciones que tienen lugar en L'Empordà en diferentes épocas del año. ¿Te apetece compartir tu favorita? Déjanos un comentario para que la podemos descubrir y disfrutarla todos.



Share
Tweet
Pin
Share

Descubre rincones, secretos, leyendas,

paisajes e historias diferentes de l’Alt y Baix Empordà.